«El arte del clown va mucho más allá de lo que uno piensa. No es ni trágico ni cómico. Es el espejo cómico de la tragedia, y el espejo trágico de la comedia».

André Suares